Hallan huesos de mamut en construcción de futuro aeropuerto mexicano

Biología

Doscientos esqueletos de mamut han sido hallados bajo el sitio de construcción de un aeropuerto en el norte de la Ciudad de México, la mayor colección de huesos de mamut jamás hallada.

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México se dieron cuenta de que el área podría albergar restos de mamut cuando encontraron dos trampas humanas para cazarlos. Estas excavaciones tuvieron lugar en noviembre, como parte de los trabajos de rutina para limpiar el sitio en el que se construirá el aeropuerto.

Las trampas, ubicadas en un sitio que se pretendía que fuera el vertedero de basura de la ciudad de Tultepec, contenía los restos de al menos 14 mamuts colombinos.

El sitio de construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles está a tan sólo 19 km de esas trampas. Allí, el equipo de excavación descubrió en mayo que el fondo seco del lago Xaltocan alberga al menos 60 esqueletos de mamut, con más huesos enterrados y esperando a ser descubiertos.

“Hay demasiados. Hay cientos”, dijo a The Associated Press Pedro Sánchez Nava, arqueólogo del instituto.

Ahora, un observador vigila cada bulldozer en el sitio de construcción, en caso de que uno de ellos extraiga más huesos de mamut, de acuerdo a la AP.

El sitio que había marcado el récord de restos de mamut hallados, Hot Springs en Dakota del Sur en Estados Unidos, alberga los restos de 60 mamuts.

El descubrimiento podría arrojar luz sobre por qué se extinguieron los mamuts

Los mamuts colombinos llegaron a América hace aproximadamente 1 millón de años. Medían 4,3 m de alto y vivían entre 70 y 80 años. A diferencia de sus contrapartes lanudas de Europa, estos mamuts no tenían tanto pelo, lo que era una adaptación al clima más cálido de Norteamérica. Su rango de distribución se extendía desde Canadá hasta Nicaragua y Honduras.

Los mamuts colombinos se extinguieron entre 10,000 y 13,000 años atrás. Muchos paleontólogos creen que los humanos fueron una parte importante de las causas de su extinción.

Eso es uno de los aspectos que los investigadores esperan aclarar. Los humanos mataron algunos de los ejemplares hallados en el pozo de Tultepec, pero aún no se sabe si ayudaron a trasladar los restos de estos mamíferos al fondo del lago.

Los investigadores creen que los mamuts podrían haberse quedado atascados en el barro a lo largo de la orilla del lago y luego haber muerto de hambre o ahogados.

Eso podría haber sucedido de forma natural, ya que las hierbas y las cañas del lago habrían atraído a los mamuts para alimentarse. Pero la gran cantidad de esqueletos también podría indicar que los humanos utilizaron hábilmente la pegajosidad de la orilla del lago en su beneficio, según Sánchez Nava.

“Es posible que los hayan perseguido hasta el barro”, dijo a la AP en mayo.

Si eso es cierto, significaría que los humanos serían capaces de matar a un mayor número de mamuts de lo que se pensaba anteriormente. También podría ser evidencia de que los pueblos antiguos comían carne de mamut como parte básica de sus dietas, no esporádicamente, como los investigadores habían asumido antes.

Sin embargo, los huesos encontrados en el sitio del aeropuerto aún no muestran ninguna marca que indique que los humanos mataron a los animales.

Sin embargo, si los humanos estuvieran involucrados en la muerte de las criaturas, eso agregaría apoyo a la idea de que las personas contribuyeron o causaron la extinción de los mamuts colombinos en América. La otra teoría predominante sugiere que las bestias perecieron debido a la pérdida de hábitat causada por el calentamiento del clima cuando terminó la edad de hielo o podría ser una combinación de ambos factores, según el paleontólogo Joaquín Arroyo-Cabrales, que trabaja en el instituto de antropología.

“Creo que al final la decisión será que hubo un efecto de sinergia entre el cambio climático y la presencia humana”, dijo a la AP.

Los humanos pueden haber hecho herramientas con huesos de mamut
Incluso si los humanos no mataron directamente a los mamuts en el lecho del lago, está surgiendo evidencia de que las civilizaciones antiguas alrededor del área usaban los huesos de los animales como herramientas.

Hasta ahora, los arqueólogos han descubierto docenas de herramientas alrededor del sitio que estaban hechas al menos parcialmente de huesos de mamut, como cuchillos con mango de hueso de mamut.

Pero no están seguros de que los huesos de las herramientas provengan de los mamuts encontrados en el lecho del lago. Podrían provenir de otros mamuts, como los de los pozos cercanos de Tultepec.

Más pruebas de laboratorio podrían ayudar a los paleontólogos a determinar qué relación, si la hubo, tenían los humanos con los huesos de estos mamíferos en el lecho del lago, ya sea que los mataron, se los comieron, los usaron como herramientas o los tres.

Fuente: Business Insider a través de Science Alert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.