La pandemia también ha afectado el avistamiento del eclipse del 14 de diciembre

Astronomía

Los cazadores de eclipses están tan entusiasmados con los eclipses solares que rara vez se pierden estos eventos celestiales, incluso si tienen que viajar por todo el mundo para verlos. Pero el brote de coronavirus ha detenido sus planes para el único eclipse solar total del año.

El lunes 14 de diciembre, el eclipse solar total de 2020 se extenderá por el Cono Sur de América del Sur, a través de Chile y Argentina, convirtiendo el día en crepúsculo durante hasta 2 minutos y 10 segundos a medida que la luna pasa frente al sol. Un eclipse parcial será visible en todo el continente, así como en partes del suroeste de África.

Pero incluso cuando algunos países de todo el mundo han comenzado a aliviar ciertas restricciones de viaje que se crearon para mitigar la propagación de la pandemia de COVID-19, naciones como Chile han creado nuevos bloqueos a medida que experimentan un nuevo aumento de casos. Mientras tanto, Argentina está comenzando a flexibilizar sus restricciones de viaje, pero sus fronteras aún están cerradas a los turistas de países no vecinos.

“He estado en todos los continentes para ver eclipses solares, incluso en la Antártida”, dijo Fred Espenak, astrofísico jubilado de la NASA y cazador de eclipses, al sitio web Space.com en una entrevista. Espenak, alias “Mr. Eclipse”, ejecutó modelos de predicción de eclipses durante su tiempo en la NASA, y actualmente administra los sitios web EclipseWise.com y MrEclipse.com. Dijo que ha viajado para ver más de 40 eclipses solares, incluidos eclipses totales, parciales y anulares.

“He hecho muchos amigos a partir de los eclipses y conocí a mi esposa en un viaje de eclipses”, dijo. Se conocieron en una gira de eclipse solar en el norte de la India en 1995. Desde entonces han viajado juntos para ver muchos eclipses e iban juntos a Chile en un viaje guiado para el evento del 14 de diciembre. Se retiró del viaje en octubre cuando le quedó claro que una vacuna COVID-19 no estaría disponible para diciembre. El viaje se canceló oficialmente esta semana cuando Chile anunció nuevas restricciones pandémicas en medio de un aumento reciente en los casos.

En lugar de viajar, Espenak se unirá a una videollamada con otros cazadores de eclipses como un evento comunitario para ver el eclipse juntos y escuchar los comentarios de los demás, dijo.

Los eclipses tienen cierta influencia en muchas personas.

Una razón por la que la gente sigue los eclipses es porque cada evento es único, en cuanto a duración, ubicación y apariencia. “De un eclipse a otro, la corona es dramáticamente diferente”, dijo Espenak. La corona, o el halo tenue (y abrasador) del sol, es la única parte del sol que es visible durante un eclipse.

Un astrónomo comparó los eclipses solares totales con la pintura de Mona Lisa.

“Una de las analogías que utilizo es, si eres un amante de Leonardo di Vinci y realmente te encantaba contemplar la Mona Lisa en el Louvre, ¿cómo te sentirías si solo tuvieras la oportunidad de mirar la Mona Lisa por dos minutos cada dos años? ” Glenn Schneider, astrónomo de la Universidad de Arizona, le dijo a Space.com. “Y algunos años, cuando viajas a París para verlo, puede que ese día esté nublado y no puedas ver la Mona Lisa”.

Schneider, quien dijo que ha visto 35 eclipses solares totales, dijo que ha aprovechado la oportunidad para estudiar los eclipses por razones científicas, pero que no los persigue por razones profesionales. “Los persigo porque son lo más estéticamente maravilloso que puedes experimentar”.

Schneider no pudo viajar debido a los riesgos personales de COVID-19.

Jay Pasachoff, astrónomo del Williams College en Massachusetts, es otro cazador de eclipses que no pudo viajar para el eclipse solar del 14 de diciembre. A la edad de 77 años, no era recomendable que fuera a los aeropuertos, le dijo a Space.com en un correo electrónico. Pasachoff “se mantendrá seguro para ver el eclipse total del próximo año y los que siguen”, agregó.

Este es solo el segundo eclipse total desde 1970 que Pasachoff se ha perdido, y ha visto alrededor de 35 de ellos, dijo. Pasachoff había planeado viajar a Chile con varios otros investigadores y cineastas, y algunos pudieron viajar a Chile, escribió.

Los que estén en Chile tomarán imágenes del eclipse y Pasachoff planea usar las imágenes para observar Baily’s Beads. Un experimento que había planeado para este eclipse, el experimento de oscilación coronal y sus seis maletas de equipo, tuvo que dejarse en Massachusetts “porque ni mi colega del MIT ni yo podemos ir [a Chile] por razones de COVID”, dijo escribió.

Parte del trabajo que Pasachoff y otros pueden realizar en Chile será facilitado por un astrónomo local llamado Thomas Puzia, profesor del Instituto de Astrofísica de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

La Unión Astronómica Internacional ha creado una lista de eventos de eclipses solares y transmisiones en vivo para el público. También puedes ver el eclipse en vivo aquí.

Este artículo es una traducción de otro publicado en Space.com. Puedes leer el texto original haciendo clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.