Pfizer inicia ensayos de una vacuna de ARN mensajero contra la gripe

Salud y medicina

Sobre la base del éxito de su vacuna Covid-19, la compañía farmacéutica estadounidense Pfizer inició un ensayo clínico para probar una vacuna contra la influenza utilizando tecnología de ARNm. El objetivo es mejorar las vacunas contra la influenza que se utilizan actualmente, que solo tienen una eficacia del 40% al 60% contra una enfermedad que puede causar hasta 650.000 muertes al año.

Pfizer dosificó a los primeros participantes en un estudio para probar la vacuna que desarrolló con la empresa alemana BioNTech, la misma con la que trabajó para su vacuna Covid-19. El estudio, un ensayo clínico de fase 1 en etapa inicial, analizará las respuestas de seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad en comparación con otra vacuna contra la influenza aprobada por la FDA.

Aproximadamente 650 adultos sanos de 65 a 85 años serán reclutados en los EE. UU. para participar en el estudio de Pfizer. Los candidatos codificarán las cepas recomendadas por la OMS, que serán seguidas más tarde por combinaciones multivalentes. A medida que avanza el programa, las cepas podrían actualizarse según las recomendaciones para las temporadas de influenza posteriores, dijo Pfizer.

Kathrin U. Jansen, directora de Investigación y Desarrollo de Vacunas de Pfizer, dijo en un comunicado de prensa que la compañía ha estado trabajando desde 2018 en una posible vacuna contra la influenza con ARNm. La pandemia brindó una “inmensa oportunidad científica” para el ARNm, especialmente considerando la eficacia mejorada que se necesita con las vacunas contra la gripe, agregó.

Moderna, la compañía farmacéutica que también desarrolló una vacuna de ARNm para Covid-19, ya había anunciado en julio el inicio de un ensayo clínico en fase inicial. En ese entonces, la compañía estadounidense había dicho que si los ensayos tienen éxito, buscarán combinar la vacuna con otras tres basadas en ARNm para tener una inyección única anual.

El papel de las vacunas de ARNm
Antes de la pandemia de Covid-19, las vacunas de ARNm eran en gran parte experimentales; muchos investigadores las consideraban “la próxima gran novedad en las vacunas”, pero aún no habían demostrado su valor. El ímpetu que trajo la necesidad de nuevas vacunas llevó a Moderna y Pfizer a desarrollar dos basadas en ARNm para el SARS-CoV-2 en menos de un año. Ahora, quieren utilizar esta tecnología para otras enfermedades infecciosas.

Recibir una inyección de ARNm significa ser inyectado con fragmentos de material genético del virus objetivo en lugar del virus en sí. Luego, nuestras células usan esa información genética para aprender a construir fragmentos del virus que generan una respuesta inmune. Es una tecnología de vacunación muy esperada que podría ayudar a combatir varias enfermedades. El hecho de que las vacunas contra la influenza deban actualizarse todos los años para que coincidan con las cepas circulantes, así como el costoso y lento proceso de producción, hacen que las vacunas sean candidatas ideales para el reemplazo con tecnología de ARNm, que solo requiere la secuencia genética del virus y producirse mucho más rápido.

Si bien no es tan amenazante como Covid-19, la gripe sigue siendo un gran problema de salud pública. Ha afectado a entre nueve y 45 millones de personas cada año desde 2010, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. Aproximadamente 650.000 personas mueren cada año por él, según la Organización Mundial de la Salud, lo que también causa 5 millones de casos de enfermedad grave.

Fuente: ZME Science.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.