La contaminación del aire podría afectar la calidad del esperma

Medio ambiente

La contaminación del aire no solo mata prematuramente a millones cada año, especialmente en los países en desarrollo, sino que también afecta la proporción de sexos humanos al nacer y causa defectos de nacimiento. Ahora, un nuevo estudio en China ha encontrado otro problema más, al descubrir que los productos químicos o las partículas en el aire también pueden afectar la calidad del esperma, específicamente la motilidad del esperma, la capacidad del esperma para moverse en la dirección correcta.

La infertilidad es un gran problema de salud pública, que afecta a alrededor del 10% de todas las parejas en edad reproductiva. Los factores masculinos puros, especialmente la mala calidad del semen, representan el 50% de todos los casos de infertilidad, según la Organización Mundial de la Salud. La evidencia también ha sugerido recientemente una tendencia a la baja en la calidad del semen, con una disminución en la motilidad de los espermatozoides, y las causas no están del todo claras.

Los antecedentes genéticos juegan un papel importante en la mala calidad del semen, pero la marcada disminución en la calidad del esperma en los últimos años sugiere que está sucediendo algo más, y aquí es donde entran los factores ambientales. Los estudios han informado un vínculo entre la materia particulada (PM) y la calidad del semen, pero hasta ahora, la conexión ha sido bastante inconsistente.

Una revisión de la literatura internacional publicada el año pasado dijo que hay suficientes razones para creer que la contaminación del aire está afectando la fertilidad en general. Se han encontrado combustibles fósiles en la orina, el semen, la sangre y la leche materna de las personas. Muchos de estos contaminantes son disruptores endocrinos que alteran los sistemas hormonales del cuerpo.

En un nuevo estudio, investigadores de la Universidad de Tongji en Shanghái exploraron los registros de datos de casi 34 000 hombres, con una edad promedio de 34 años, de 340 ciudades chinas, todos expuestos a diversos grados de contaminación del aire. Sus esposas quedaron embarazadas usando tecnología reproductiva con su esperma entre enero de 2013 y diciembre de 2019.

Contaminación y esperma
Con los datos recopilados, los investigadores buscaron patrones en la calidad del semen en relación con si los participantes habían estado expuestos a cantidades de partículas de menos de 2,5 micrómetros de diámetro, entre 2,5 y 10 micrómetros y más de 10 micrómetros. Esto se hizo varios momentos antes de la visita del paciente al hospital.

Los investigadores se centraron en el recuento, la concentración y la motilidad de los espermatozoides. Si bien no pudieron encontrar un vínculo directo entre la contaminación del aire y los dos primeros factores, encontraron que cuanto más expuesto estaba un paciente a PM pequeñas, menor era la motilidad total y progresiva de los espermatozoides. La motilidad progresiva es la capacidad de nadar hacia adelante y la motilidad total es la capacidad de nadar en general.

Específicamente, hubo una caída estimada del 3,6% en la motilidad de los espermatozoides cuando se expuso a PM de menos de 2,5 micrómetros y una disminución del 2,4% cuando se expuso a PM de 10 micrómetros, mostró el estudio. Esto significa que diferentes tamaños de PM podrían tener diferentes efectos en la calidad del semen. Cuanto más pequeño sea el PM, más probable es que viaje a los pulmones humanos y afecte potencialmente la calidad del esperma.

El estudio mostró que los efectos de la contaminación del aire sobre la calidad del esperma son más significativos cuando la exposición ocurre en la primera parte de los 90 días de creación del esperma, conocida como espermatogénesis, en lugar de las otras dos fases. Esto podría indicar que la PM afecta a los espermatozoides a nivel genético. Sin embargo, todo es especulación en este punto y se necesitará más investigación para confirmar esta hipótesis.

“La motilidad deficiente de los espermatozoides ha generado preocupación mundial como una de las principales causas de la infertilidad masculina. Nuestros hallazgos agregan evidencia de que la exposición a PM durante el desarrollo de la motilidad de los espermatozoides puede contribuir a reducir la motilidad de los espermatozoides. Aunque la disminución estimada en la motilidad de los espermatozoides fue relativamente pequeña, aún resultó en un aumento significativo de las probabilidades de astenozoospermia (el término médico para la motilidad reducida de los espermatozoides)”, escribieron los investigadores.

El estudio fue publicado en la revista JAMA.

Fuente: ZME Science.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.