El observador atómico de la ONU perdió contacto con la segunda planta nuclear en Ucrania

Medio ambiente

Una planta de energía nuclear ucraniana que se incendió durante un asedio de las fuerzas rusas la semana pasada vio cortadas sus líneas de comunicación, advirtió el organismo de control atómico de la ONU. La Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) dijo que la transmisión de datos se perdió en la planta nuclear activa en Zaporizhzhia, que fue tomada por las fuerzas rusas el 4 de marzo, informó Live Science anteriormente. Sin medidas técnicas implementadas para realizar un seguimiento del material nuclear en la planta, la agencia de la ONU no tiene forma de saber cómo se maneja o su ubicación actual, lo que aumenta la posibilidad de que pueda caer en las manos equivocadas.

“La transmisión remota de datos desde equipos de salvaguardias del OIEA ubicados en sitios nucleares de todo el mundo es un componente importante de nuestra implementación de salvaguardias, en Ucrania y en todo el mundo”, dijo el director general del OIEA, Rafael Grossi, en un comunicado. “Tales sistemas… nos permiten monitorear el material nuclear y las actividades en estos sitios cuando nuestros inspectores no están presentes”.

Junto con la desaparecida central eléctrica de Chernóbil, la planta de Zaporizhzhia es el segundo sitio nuclear en Ucrania en el que se corta la transmisión de datos al mundo exterior. Las fuerzas rusas atacaron y tomaron la planta de energía nuclear de Zaporizhzhia en el noveno día de su invasión de Ucrania. El asalto a la instalación provocó que un proyectil perdido provocara un incendio en un edificio de entrenamiento auxiliar a solo 150 metros de una de las unidades del reactor de la planta. Ardió durante varias horas antes de ser apagado por los bomberos.

La instalación nuclear de Chernobyl fue tomada el primer día de la invasión el 24 de febrero. Después de intensos combates, las fuerzas rusas capturaron la planta desaparecida y tomaron como rehenes a sus aproximadamente 210 empleados. Un anuncio hecho ayer, 9 de marzo por la compañía energética estatal de Ucrania, dijo que la planta se desconectó de la red eléctrica, dejando sus aproximadamente 20,000 unidades de combustible nuclear gastado en tanques de enfriamiento sin enfriamiento activo, informó Live Science anteriormente.

Esto generó preocupaciones de que el combustible gastado del extinto reactor de Chernobyl se sobrecalentaría y se escaparía de la contención. Pero el OIEA dijo en un tuit que si bien el desarrollo “viola (un) pilar clave de seguridad”, en este caso no vio “un impacto crítico en la seguridad”.

La agencia de la ONU dijo que “la carga de calor de la piscina de almacenamiento de combustible gastado y el volumen de agua de enfriamiento en la planta de energía nuclear de Chernóbil” fueron “suficientes para la eliminación efectiva del calor sin necesidad de suministro eléctrico”.

Los siete pilares de la seguridad nuclear son siete importantes condiciones reglamentarias establecidas por el OIEA para las instalaciones nucleares. Entre ellos se encuentran los requisitos para mantener la integridad física de las instalaciones nucleares, asegurarse de que el personal no esté bajo coerción o coacción, y garantizar un suministro constante de energía eléctrica a las instalaciones.

La compañía energética estatal de Ucrania ha anunciado que “no hay posibilidad de restaurar las líneas” en Chernóbil y que los sistemas de seguridad del sitio también se habían quedado sin energía.

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, un aliado clave de Rusia, ha dado instrucciones a los especialistas bielorrusos para restaurar el suministro de energía de la planta de Chernóbil, según la agencia de noticias estatal bielorrusa BelTA.

Fuente: Live Science.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.