Ganador del Nóbel explica por qué la forma de respirar es importante durante la pandemia

Salud y medicina

Inhalar por la nariz y exhalar por la boca es un ejercicio que puede ayudar a prevenir infecciones víricas como la causada por el coronavirus.
Esto se debe a que las cavidades nasales emiten óxido nítrico (NO), que aumenta el flujo sanguíneo a los pulmones y permite una mayor oxigenación de la sangre. Muchos practicantes de Yoga han experimentado la saturación de oxígeno en la sangre, lo que refresca el líquido y asegura una mayor resistencia, así mismo el óxido nitroso bloquea la reproducción del coronavirus en los pulmones.
En 1998 el estadounidense Louis J. Ignarro fue uno de los tres ganadores del Premio Nóbel de Fisiología y Medicina por sus hallazgos sobre el papel del NO, ahora, la nueva situación parece confirmar sus estudios.
El NO también tiene efectos psicológicos y es usado para dilatar las arterias de recién nacidos con hipertensión pulmonar, la sustancia es producida también por las células endoteliales, el endotelio es el tejido que recubre las venas y arterias del cuerpo, en especial los pulmones.
El NO producido por el endotelio relaja el músculo arterial, previniendo la un aumento excesivo de la presión sanguínea y asegurando el flujo de sangre a todos los órganos del cuerpo, además, también ayuda a respirar mejor, puesto que relaja los músculos de las vías respiratorias, como la tráquea y los bronquiolos. Otro papel de este gas en el cuerpo es la relajación del tejido erectil (cuerpo cavernoso) lo que ayuda a la erección del pene, de hecho, el sildenafil (nombre comercial del viagra) actúa mejorando la acción del NO, el descubrimiento de esto llevó al desarrollo del mencionado producto.
El NO también es producido por los leucocitos o glóbulos blancos para ayudar a las labores antimicrobianas.
Fuente: The Conversation a través de Science Alert.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.