Subastan carta de científico racista y antisemita que se burló de Einstein

Humanidades

En 1927, un físico ganador del Premio Nobel llamado Philipp Lenard escribió una carta a un colega quejándose de los logros recientes de Albert Einstein y meditando que la academia y las ciencias estaban siendo dominadas por judíos.

Lenard, uno de los primeros partidarios del Partido Nazi de Alemania, comentó que no se merecía un nombramiento prestigioso para Einstein; luego se preguntó si los no judíos pronto serían eliminados por completo.

La carta original, escrita en alemán, se subastará en Nate D. Sanders Auctions en Los Ángeles. La oferta por el artículo, que también incluye una traducción al inglés, comienza en $16,000, según el listado de la subasta.

En la carta, escrita al físico Wilhelm Wien, otro premio Nobel, Lenard lamentó la “acción de Einstein”, refiriéndose a la reciente aceptación de Einstein en la Academia de Ciencias de Baviera en Munich, dice la lista de subastas. La “intelectualidad superficial” de la academia que elevaba a Einstein fue un “testimonio inesperado de su dominación por los judíos”, escribió Lenard.

Continuó preguntándose cómo se podría ver su carta en el futuro, “siempre que alguna persona no judía todavía esté viva en ese momento”, dijo.

Pero cuando Adolf Hitler ganó el poder en Alemania, no fueron los no judíos los que se vieron amenazados con la aniquilación inminente. Desde el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, los nazis comenzaron a asesinar sistemáticamente a judíos en toda Europa, según el Museo Conmemorativo del Holocausto de EE.UU. Al final de la guerra, se estima que 6 millones de judíos, más de dos tercios de los judíos europeos, habían sido asesinados.

Lenard, que nació en Hungría en 1862, ganó el Premio Nobel de Física en 1905 por su trabajo sobre los rayos catódicos, lo que llevó al descubrimiento de electrones y rayos X, según la Fundación Nobel. Sus experimentos también exploraron el efecto fotoeléctrico -la eyección de electrones cuando la luz incide sobre el metal- y “nunca perdonó a Einstein” por lograr un mayor reconocimiento con respecto a este fenómeno, señala la Fundación Nobel en una biografía.

Pero la enemistad de Lenard hacia Einstein también reflejaba convicciones antisemitas profundamente arraigadas. Lenard era un miembro tan devoto del Partido Nacionalsocialista de Hitler que los funcionarios nazis lo nombraron Jefe de Física Aria, según la biografía.

En 1927, Einstein ya era consciente de que los peligrosos sentimientos antisemitas estaban superando la decencia común en Alemania, junto a una marea creciente de nacionalismo fanático y el fascismo. Cinco años antes, en 1922, Einstein le escribió una nota a su hermana Maja mientras estaba escondido; había huido de Berlín después de que extremistas de derecha asesinaran a su amigo Walther Rathenau, un compañero judío y ministro de Relaciones Exteriores alemán.

“Lo estoy haciendo bastante bien, a pesar de todos los antisemitas entre mis colegas alemanes”, escribió Einstein. “Aquí se están gestando tiempos económicos y políticos oscuros”.

La subasta de la carta de Lenard termina hoy 29 de octubre a las 5 p.m. hora del Pacífico (8 p.m. ET).

Este artículo es una traducción de otro publicado en Live Science. Puedes leer el texto original haciendo clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.