Un raro híbrido de cometa y asteroide muestra sus rasgos cometarios

Astronomía

Los centauros son objetos celestes raros que pueden combinar algunas de las diferentes características de los asteroides y los cometas. Son básicamente de naturaleza rocosa, como los asteroides, pero también pueden arrojar nubes de polvo y gas a medida que sus exteriores se vaporizan, como los cometas.

Cuando los centauros emiten estos gases, se consideran activos. Solo hemos encontrado 18 centauros químicamente activos en el último siglo, pero ahora se ha agregado uno nuevo a la lista, y podría decirnos más sobre cómo estas misteriosas rocas voladoras desarrollan sus características únicas.

Vigilar de cerca a los centauros es un gran desafío: están muy lejos, orbitan de manera irregular y requieren mucho tiempo del telescopio, pero en este caso, los investigadores estudiaron imágenes de archivo y utilizaron nuevos datos recopilados de la Cámara de Energía Oscura en el Observatorio Interamericano y el Telescopio Walter Baade en el Observatorio Las Campanas, ambos en Chile, y el Gran Generador de Imágenes Monolítico en el Telescopio Discovery Channel del Observatorio Lowell en Arizona.

“Desarrollamos una técnica novedosa que combina mediciones de observación, por ejemplo, color y masa de polvo, con esfuerzos de modelado para estimar características como la sublimación volátil del objeto y la dinámica orbital”, dice el astrónomo Colin Chandler, de la Universidad del Norte de Arizona.

Esa técnica, que involucra un algoritmo especialmente desarrollado para buscar rastros de actividad en imágenes espaciales existentes, reveló evidencia de que Centaur 2014 OG392 convierte sólidos en gases (sublimación) y deja un halo largo parecido a un cometa.

Respaldado con nuevas observaciones registradas en el transcurso de los dos últimos años, parece claro que este centauro en particular es especial. El modelado por computadora ayudó a los astrónomos a descubrir qué tipos de hielo podrían estar quemando la roca.

Es un cálculo complicado de hacer, sobre todo porque el asteroide probablemente no esté hecho de un tipo de hielo, sino de una mezcla de materiales que pueden arder de manera diferente. Sin embargo, los investigadores creen que saben lo que está sucediendo y lo que podría estar sucediendo en otros objetos similares.

“Detectamos una coma hasta 400.000 km desde 2014 OG392”, dice Chandler, “y nuestro análisis de los procesos de sublimación y la vida dinámica sugiere que el dióxido de carbono y / o el amoníaco son los candidatos más probables para causar actividad en este y otros centauros activos”.

Una coma es una envoltura de hielo y polvo de cometa que se forma alrededor del núcleo del cometa cuando pasa cerca del Sol. Es la coma lo que da a los cometas su apariencia borrosa.

Debido al descubrimiento, el centauro ya no es un centauro, es un cometa en toda regla, con la designación C / 2014 OG392 (PANSTARRS), algo por lo que los investigadores están “muy emocionados”.

Se cree que este tipo de objetos, y otros como ellos, apenas han cambiado desde los primeros días del Sistema Solar, y eso significa que son cápsulas del tiempo increíblemente útiles para estudiar cómo se formaron y asentaron nuestros planetas en sus propias órbitas.

Todos los centauros, cometas y asteroides que todavía están alrededor todavía lo están por una razón: no han salido del Sistema Solar ni han volado hacia el Sol, y los científicos pueden trabajar al revés a partir de eso.

Hay mucho más por descubrir sobre los centauros y estamos aprendiendo más sobre cómo funcionan todo el tiempo. A medida que se recopilen más datos y se desarrollen mejores técnicas de análisis, finalmente deberíamos ser capaces de resolver algunos de los misterios que rodean a estos extraños y maravillosos viajeros del Sistema Solar.

Este artículo es una traducción de otro publicado en Science Alert. Puedes leer el texto original haciendo clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.