Los cromosomas no se ven como pensábamos. Ahora tenemos una imagen en 3D de ellos

Biología

Si alguna vez ha estudiado química o biología, es muy probable que se haya encontrado con la representación pictórica común de cómo se supone que debe ser un cromosoma.

Como atestiguarán millones de estudiantes de secundaria y universitarios, es una forma de X alta y estrecha, que visualiza cómo se ven dos cromátidas unidas después de que tiene lugar la replicación del ADN, pero antes de que se complete la división celular, momento en el que se han separado para convertirse en su propios cromosomas individuales.

Desafortunadamente, hay un pequeño problema con este símbolo omnipresente, dicen los científicos, al menos en términos de cuán precisa es su descripción.

“Durante el 90 por ciento de las veces, los cromosomas no existen así”, dice el médico-científico Jun-Han Su, ex miembro de la Universidad de Harvard.

En un estudio publicado este año, Su y su equipo idearon una nueva forma de obtener imágenes de la organización en 3D de la cromatina en las células humanas, lo que nos brinda una comprensión mucho más meticulosa de la química cromosómica que la icónica X.

“Es muy importante determinar la organización 3D”, dice el investigador senior Xiaowei Zhuang, “para comprender los mecanismos moleculares subyacentes a la organización y también para comprender cómo esta organización regula la función del genoma”.

Usando un nuevo sistema de imágenes en 3D de alta resolución, que implicó unir múltiples instantáneas de loci genómicos a lo largo de cadenas de ADN, los investigadores pudieron visualizar los cromosomas de cerca de una manera que nunca antes se había visto, e incluso vislumbrar aspectos de la actividad de transcripción.

010 chromosome 1
Imagen multicolor de la cromatina, mediante hibridación in situ de fluorescencia multiplexada y microscopía de superresolución.

La escuela secundaria y CHEM101 nunca volverán a ser lo mismo. El equipo está compartiendo sus datos en línea para que otros investigadores puedan llevar su análisis más lejos y así podamos explorar esta parte (casi) invisible de nosotros mismos aún más en el futuro.

“Prevemos una amplia aplicación de esta tecnología de imágenes de alto rendimiento, multiescala y multimodal, que proporciona una vista integrada de la organización de la cromatina en su contexto estructural y funcional nativo”, explica el equipo.

Fuente: Science Alert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.