Este extraño implante metálico en un cráneo en Perú divide a los científicos ¿Antigüedad o falsificación moderna?

Humanidades

Un cráneo alargado en forma de cono con un posible implante de metal podría representar una de las primeras evidencias de Perú de un antiguo implante quirúrgico. O podría ser una falsificación moderna.

El hecho de que el cráneo, que fue donado al Museo de Osteología en la ciudad de Oklahoma, tenga forma de cono no es demasiado inusual, ya que en la antigüedad se sabía que los peruanos apretaban la cabeza de los niños con bandas durante el desarrollo para lograr la forma distintiva. Sin embargo, el implante de metal en este cráneo es muy inusual y, de ser auténtico, sería potencialmente un hallazgo único del antiguo mundo andino.

Además de este implante potencial, el cráneo tiene un agujero debajo del metal que posiblemente se creó a través de la trepanación. La trepanación es cuando se inserta un agujero en el cráneo de una persona en un intento de tratar una lesión o condición médica, y era una práctica común en el mundo antiguo.

El Museo de Osteología, que ha publicado varias imágenes de este cráneo en su página de Facebook, dijo que sus expertos no pueden verificar la autenticidad del implante de metal en este momento. Un representante del museo le dijo a Live Science que no se ha realizado una datación por carbono y que un arqueólogo aún tiene que examinarlo de cerca.

""
Cráneo peruano con el implante metálico (Museo de Osteología)

¿El implante es auténtico?

Live Science habló con varios académicos no afiliados al museo para conocer su opinión sobre la autenticidad del implante y, en general, sus opiniones fueron mixtas. Algunos se mostraron escépticos y sugirieron que el implante es una falsificación, mientras que otros sospechan que el implante podría ser real. De cualquier manera, será necesario realizar varias pruebas científicas antes de que se pueda tomar una determinación final sobre si el implante es auténtico, dijeron los académicos.

""
Un acercamiento al implante metálico (Museo de Osteología/Facebook)

“Tengo bastantes dudas de que esto sea algo auténtico”, dijo a Live Science John Verano, profesor de antropología en la Universidad de Tulane en Louisiana, en un correo electrónico, refiriéndose a que el implante de metal posiblemente sea una falsificación moderna, incluso si el cráneo es legítimo.

“En pocas palabras, creo que esto es algo fabricado para hacer del cráneo un objeto de colección más valioso”, dijo Verano. Este implante de metal podría haber sido insertado hace muchas décadas, antes de que el museo o el donante lo poseyeran.

Verano ha examinado varios cráneos andinos que supuestamente tienen implantes metálicos y publicó un artículo sobre el tema en 2010 en el International Journal of Osteoarchaeology. En el artículo, Verano describe cráneos que supuestamente contenían implantes de metal, pero eran falsificaciones o el metal no era un implante quirúrgico sino que se usaba como ofrenda de tumba. Otros académicos dijeron a Live Science que es posible que el implante de metal sea real, pero es demasiado pronto para decirlo con certeza hasta que se hayan realizado más pruebas.

“Nunca antes había visto algo así. Según las imágenes, parece que la pieza de metal fue martillada en forma delgada”, dijo Danielle Kurin, profesora de antropología en la Universidad de California, Santa Bárbara, a Live Science en un correo electrónico.

“Basándonos en los patrones de fractura, este individuo, [que] parece ser un hombre mayor, sufrió un trauma masivo por fuerza contundente en el lado derecho de la cabeza. El hecho de que las líneas de fractura radiales y concéntricas muestren signos de curación sugiere que esto individuo sobrevivió al menos varias semanas o meses”, agregó Kurin.

Dado que la tecnología metalúrgica variaba en los Andes en ese momento, las pruebas en el metal del cráneo podrían ayudar a arrojar luz sobre dónde se fabricó, dijo Kurin.

“También sería útil hacer una radiografía del cráneo para determinar si la pieza de metal está cubriendo un agujero de trepanación y/o una fractura craneal abierta”.

Hay algunos casos de descubrimientos anteriores en los que, después de una trepanación, se colocó un trozo del hueso de la persona o una calabaza en el orificio que se cortó, dijo Kurin.

Además, en un artículo del American Journal of Physical Anthropology de 2013, Kurin informó sobre un caso en el que una persona que vivió en Perú hace unos 800 años usaba un casquete ajustado que tenía una gorra de metal cosida. Usaban la gorra como un casco, protegiendo el área excavada por la trepanación.

Kent Johnson, profesor de antropología en la SUNY Cortland, también dijo que el implante de metal podría ser auténtico, pero nuevamente dijo que se deben realizar pruebas. Sin embargo, independientemente de si el implante es real o no, la persona a la que se le colocó sobrevivió a una lesión terrible.

“Es justo describir a este individuo como un sobreviviente. Hay un trauma extenso en el lado derecho del cráneo que afecta los huesos frontal, temporal y parietal derecho”, dijo Johnson a Live Science en un correo electrónico, y señaló que la persona parece haber sobrevivido durante un tiempo después de estas lesiones.

“Hay evidencia de curación donde los bordes de los huesos fracturados tuvieron suficiente tiempo para volver a crecer juntos”.

No está claro en este momento cuándo se realizarán las pruebas en el cráneo.

Fuente: Live Science.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.