Paciente de 66 años pudo haberse curado del VIH luego de un trasplante de células madre

Salud y medicina

Después de recibir un trasplante de células madre, un hombre de 66 años puede ser la quinta persona en curarse del VIH, el virus que causa el SIDA, informaron investigadores el miércoles 27 de julio. El paciente, que desea permanecer en el anonimato, es la persona de mayor edad aún por someterse al procedimiento y entrar en remisión a largo plazo de la enfermedad.

El hombre, conocido como el “paciente de City of Hope” en referencia al centro médico en Los Ángeles donde fue tratado, fue diagnosticado por primera vez con VIH, el virus de la inmunodeficiencia humana, en 1988, según un comunicado compartido por City of Hope. “Cuando me diagnosticaron VIH en 1988, como a muchos otros, pensé que era una sentencia de muerte”, dijo el paciente.

Justo el año anterior, en marzo de 1987, la Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. aprobó la primera terapia antirretroviral, o medicamento para el VIH, llamada azidotimidina (AZT), según el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas. No fue sino hasta mediados de la década de 1990 que se empezaron a utilizar las terapias combinadas para el VIH. Estas terapias combinaron dos o tres medicamentos contra el VIH para aumentar la eficacia del tratamiento y ayudar a prevenir que los pacientes desarrollen resistencia a los medicamentos. Estas terapias combinadas son ahora el estándar de atención para el tratamiento del VIH.

El paciente de City of Hope tomó medicamentos antirretrovirales durante más de 31 años para controlar su VIH. En un momento, la condición del hombre progresó a SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), lo que significa que su recuento de glóbulos blancos había caído a niveles críticamente bajos, informó NBC News. Tomó AZT y algunos de los otros medicamentos tempranos contra el VIH, que se recetaron individualmente, antes de cambiar a un tratamiento antirretroviral combinado altamente efectivo en la década de 1990.

Varias décadas después, en 2018, el paciente desarrolló leucemia mielógena aguda (también llamada leucemia mieloide aguda o AML), un cáncer de la sangre y la médula ósea. Como tratamiento tanto para el cáncer como para el VIH, los médicos realizaron un trasplante de células madre sanguíneas con células de un donante que portaba una rara mutación genética. Esta mutación, llamada homocigoto CCR5 delta 32, hace que su portador sea resistente al VIH al alterar la vía de entrada que el virus suele explotar para invadir los glóbulos blancos del cuerpo.

Después del trasplante del hombre, estas células mutantes resistentes al VIH se hicieron cargo constantemente de su sistema inmunológico. En marzo de 2021, bajo la cuidadosa supervisión de su equipo médico, el paciente dejó de tomar medicamentos antirretrovirales y, hasta la fecha, no ha habido signos de replicación del VIH en su cuerpo. El equipo describe al paciente como en remisión a largo plazo, ya que no ha habido rastro de virus viable en su sistema durante 17 meses. Continuarán monitoreando su condición y pueden declararlo oficialmente “curado” en una fecha posterior, si su estado permanece sin cambios, informó NBC News.

El caso del paciente de City of Hope es muy similar al del llamado paciente de Berlín, la primera persona curada del VIH. El paciente de Berlín, que más tarde reveló que su nombre era Timothy Ray Brown, también desarrolló LMA y recibió un trasplante de médula ósea de un donante con una mutación genética resistente al VIH (la médula ósea contiene células madre sanguíneas). Otros dos, los pacientes de Düsseldorf y Londres, se curaron con el mismo procedimiento, según NBC News, y recientemente, una mujer se curó después de recibir un trasplante de células madre que usó células de la sangre del cordón umbilical, informó Live Science anteriormente.

“[El caso del paciente de City of Hope] es otro caso más que se parece a Timothy Brown de hace años”, dijo a The Washington Post David D. Ho, uno de los principales investigadores del SIDA del mundo y director del Centro de Investigación del SIDA Aaron Diamond en la Universidad de Columbia. Sin embargo, dados los riesgos del procedimiento de trasplante y la rareza de la mutación resistente al VIH, esos tratamientos no son accesibles para la mayoría de los pacientes con VIH, dijo Ho.

“Si bien un trasplante no es una opción para la mayoría de las personas con VIH, estos casos siguen siendo interesantes, inspiradores e iluminan la búsqueda de una cura”, dijo la Dra. Sharon Lewin, especialista en enfermedades infecciosas del Instituto Peter Doherty para Infecciones e Inmunidad en la Universidad de Melbourne en Australia, en una conferencia de prensa, según NBC News. Algunos grupos de investigación están trabajando para desarrollar técnicas de edición de genes que podrían introducir la mutación resistente al VIH en los pacientes, informó The Washington Post.

La Dra. Jana K. Dickter, profesora clínica asociada de City of Hope en la División de Enfermedades Infecciosas, habló sobre el caso del paciente de City of Hope el miércoles en la Conferencia Internacional sobre el SIDA de 2022 en Montreal.

Fuente: Live Science.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.