Reserva gigante de Estados Unidos limitará suministro de agua a millones tras sequía crónica

Medio ambiente

Un enorme embalse que suministra agua a decenas de millones de personas en el oeste de Estados Unidos se encuentra en niveles tan bajos que las poblaciones a las que alimenta deben reducir su uso el próximo año, dijo el gobierno el lunes. Una sequía crónica ha dejado resecas grandes extensiones del país, ya que el cambio climático provocado por el hombre obliga a cambios en el patrón de las lluvias. Eso ha dejado al lago Mead, el embalse artificial más grande de EE. UU. alimentado por el poderoso río Colorado, preocupantemente bajo, a solo un tercio de su capacidad.

“Como gran parte del oeste (de EE. UU.), y a través de nuestras cuencas conectadas, el río Colorado enfrenta desafíos cada vez más rápidos y sin precedentes”, dijo Tanya Trujillo, funcionaria de la agencia federal de recursos hídricos.

“La única forma de abordar estos desafíos y el cambio climático es utilizar la mejor ciencia disponible y trabajar de manera cooperativa en los paisajes y las comunidades que dependen del río Colorado”.

Eso significa que a partir de enero, los lugares río abajo del lago Mead, formado en la década de 1930 por la construcción de la presa Hoover, recibirán menos agua.

El suministro de agua de Arizona se reducirá en casi una quinta parte, en comparación con un año normal, mientras que Nevada obtendrá un 7% menos y México verá una reducción del 5%. Según un estudio publicado el año pasado por el Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS), el flujo del río Colorado ha disminuido en un promedio del 20% durante el siglo pasado. Al menos la mitad de esa disminución se puede atribuir al aumento de las temperaturas en la zona.

El calentamiento global causado por la actividad humana, principalmente la quema de combustibles fósiles, ha elevado la temperatura media de la superficie de la Tierra en 1,1°C en comparación con los niveles de mediados del siglo XIX. La mayor parte de ese aumento se ha producido en los últimos 50 años. Un borrador del informe climático de la ONU obtenido por AFP dice que estas temperaturas en aumento causarán escasez de agua en todo el mundo.

“A nivel mundial, se proyecta que 800 millones de personas experimentarán una escasez crónica de agua debido a la sequía causada por un calentamiento de 2°C”, dice.

Fuente: Science Alert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.