Malas noticias: las curas contra la resaca no tienen respaldo científico

Salud y medicina

Si la resaca es una experiencia con la que estás familiarizado, entonces puedes tener tu propia cura para la resaca para tratar de recuperarse de ese estado doloroso y zombi. Sin embargo, tenemos malas noticias: una nueva investigación sugiere que la mayoría de estas curas no tienen ninguna ciencia sólida detrás de ellas.

A través de una revisión de 21 ensayos controlados con placebo que se habían llevado a cabo previamente con un total de 386 participantes, los investigadores encontraron que la evidencia científica de la efectividad de cualquier llamada cura para la resaca era, en el mejor de los casos, dudosa. En particular, es necesario mejorar la forma en que se ejecutan y evalúan estos experimentos, por ejemplo, con una escala estandarizada que se utilice para sopesar los síntomas de la resaca, en lugar de depender de la autoevaluación.

“Nuestro estudio ha encontrado que la evidencia sobre estos remedios para la resaca es de muy baja calidad y es necesario proporcionar una evaluación más rigurosa”, dice el epidemiólogo Emmert Roberts, del King’s College London en el Reino Unido.

“Por ahora, la forma más segura de prevenir los síntomas de la resaca es abstenerse de alcohol o beber con moderación”.

Los 21 estudios analizaron una variedad de curas para la resaca, incluido el extracto de clavo, el ginseng rojo, el jugo de pera coreana, algunos de los cuales puede haber probado en un momento u otro. Si bien los síntomas de la resaca mejoraron en algunos casos, los métodos utilizados para recopilar y evaluar los datos no tenían un estándar lo suficientemente sólido.

Ninguno de los supuestos remedios se probó en más de un estudio, y desde entonces ninguno de los resultados informados se ha replicado de forma independiente. El muestreo fue otro problema, con ocho estudios que incluyeron exclusivamente a participantes masculinos.

Los investigadores también notaron diferencias considerables entre los estudios anteriores en términos de la cantidad de alcohol consumido y variaciones en los factores contribuyentes, como la cantidad de alimentos ingeridos de antemano. Las mejoras en todas estas áreas podrían revelar qué curas para la resaca, si las hay, son realmente efectivas.

“Numerosos remedios afirman ser efectivos contra los síntomas de la resaca y muchos se comercializan como ‘curas’ para la resaca”, escriben los investigadores en su artículo publicado. “Sin embargo, se carece de un examen científico actualizado de la literatura”.

Si bien el extracto de clavo, el ácido tolfenámico (un tratamiento para la migraña) y el piritinol análogo de la vitamina B6 son los más prometedores como curas para la resaca según este estudio, la evidencia aún no es lo suficientemente sólida, y se necesitarán más estudios para confirmar su efectividad. Dada la afición de nuestra especie por el alcohol, tal vez no sea sorprendente que haya tanto interés en el potencial de los remedios para la resaca e incluso en los dispositivos para combatir la resaca que prometen revertir rápidamente los efectos nocivos de una o dos bebidas de más.

Sin embargo, es importante tener en cuenta el daño que el consumo excesivo de alcohol puede causar más allá de pasarlo mal a la mañana siguiente, incluso en nuestros procesos cognitivos esenciales. Quizá sea mejor que la resaca se quede como advertencia.

“Los síntomas de la resaca pueden causar una angustia significativa y afectar el desempeño laboral y académico de las personas”, dice Roberts.

“Dada la continua especulación en los medios de comunicación sobre qué remedios para la resaca funcionan o no, la cuestión de la eficacia de las sustancias que pretenden tratar o prevenir la resaca parece tener un interés público considerable”.

Fuente: Science Alert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.