Detectan el virus de la polio en aguas residuales en Londres

Salud y medicina

Una cepa de poliovirus que a veces puede causar parálisis ha surgido en las alcantarillas de Londres y puede estar propagándose entre personas estrechamente vinculadas en las regiones norte y este de la ciudad, advirtió la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido (UKHSA) el miércoles 22 de junio. La UKHSA ha iniciado una investigación para comprender el alcance de esta propagación y señalar cualquier caso sospechoso. En general, el virus representa un riesgo “extremadamente bajo” para el público en general, pero tiene el potencial de propagarse en áreas con una cobertura de vacunación irregular, aconsejó la agencia.

“En raras ocasiones, puede causar parálisis en personas que no están completamente vacunadas, por lo que si tú o tu hijo no están al día con sus vacunas contra la poliomielitis, es importante que te comuniques con tu médico de cabecera para ponerte al día o, si no estás seguro, consulta tu Libro Rojo”, el registro infantil de salud utilizado por el Servicio Nacional de Salud (NHS), dijo en el comunicado la Dra. Vanessa Saliba, epidemióloga consultora de UKHSA. “La mayor parte de la población del Reino Unido estará protegida de la vacunación en la infancia, pero en algunas comunidades con baja cobertura de vacunación, las personas pueden permanecer en riesgo”.

La Organización Mundial de la Salud declaró al Reino Unido libre de poliomielitis en 2003 y, en general, existe un bajo riesgo de transmisión de la poliomielitis en el país debido a una alta tasa de vacunación, según la UKHSA. Sin embargo, en los últimos años, la tasa de vacunación infantil ha disminuido en todo el país y especialmente en ciertos lugares de Londres, por lo que la agencia de salud ahora insta a los residentes a verificar el estado de vacunación de sus hijos.

La UKHSA y la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos para el Cuidado de la Salud monitorean regularmente el poliovirus en muestras de aguas residuales recolectadas de London Beckton Sewage Treatment Works. En un año típico, las agencias detectan de uno a tres poliovirus no relacionados que acechan en el sistema de alcantarillado, pero estos tienden a ser eventos aislados relacionados con personas vacunadas con la vacuna oral viva contra la poliomielitis, según la UKHSA.

La vacuna oral contra la poliomielitis contiene poliovirus vivos, pero debilitados, que pueden eliminarse en las heces de las personas vacunadas y, por lo tanto, terminar en las alcantarillas, según la Iniciativa de Erradicación Global de la Poliomielitis (GPEI). Si siguen siendo débiles, estos poliovirus ligados a las heces en realidad pueden aumentar el nivel de inmunidad en comunidades con saneamiento deficiente, al propagarse a personas no vacunadas. Sin embargo, en algunos casos, los virus han evolucionado para comportarse más como los poliovirus salvajes que se desarrollan naturalmente y que pueden causar enfermedades en personas que no están completamente vacunadas.

Debido a este riesgo, muchos países, incluido EE. UU., solo usan vacunas contra la poliomielitis “inactivadas”, en lugar de vacunas orales, y para que la poliomielitis se erradique por completo, todos los países tendrán que dejar de usar las vacunas orales, afirma la GPEI.

En Londres, los funcionarios de salud detectaron varios poliovirus estrechamente relacionados en muestras de aguas residuales recolectadas entre febrero y mayo. Entre estos encontraron el poliovirus derivado de la vacuna tipo 2 (VDPV2), el tipo más común de poliovirus derivado de la vacuna, según la GPEI. El VDPV2 rara vez puede causar una enfermedad grave y parálisis en aquellos que no están completamente vacunados, según la UKHSA.

La presencia de VDPV2 sugiere que el poliovirus puede estar propagándose entre “individuos estrechamente vinculados en el norte y el este de Londres”, que ahora están eliminando el virus en sus heces, se lee en el comunicado. Hasta el momento, el virus solo se ha detectado en aguas residuales y no se han reportado casos de parálisis.

“La mayoría de los londinenses están completamente protegidos contra la poliomielitis y no necesitarán tomar ninguna medida adicional, pero el NHS comenzará a comunicarse con los padres de niños menores de 5 años en Londres que no están al día con sus vacunas contra la poliomielitis para invitarlos a protegerse”, dijo Jane Clegg, enfermera jefe del NHS en Londres, en el comunicado.

Fuente: Live Science.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.