Arqueólogos españoles descubren el que podría ser el fósil más antiguo de Europa

Humanidades

Arqueólogos españoles asociados a la fundación sin ánimo de lucro Atapuerca informan del hallazgo del que podría ser el fósil humano más antiguo jamás encontrado en Europa. El hallazgo consiste en un fragmento de mandíbula que fue descubierto en la sierra de Atapuerca, en el norte de España. Con una antigüedad de aproximadamente 1,4 millones de años, bien podría ser el fósil humano más antiguo jamás descubierto en Europa, superando al fósil más antiguo actual en alrededor de 0,2 millones de años, según un comunicado de prensa publicado el viernes. Por ahora, el equipo está ocupado analizando la mandíbula y refinando la estimación inicial de su edad.

Huesos viejos
La sierra de Atapuerca contiene algunos de los testimonios más ricos de actividad humana prehistórica de toda Europa. Son tan importantes para los investigadores que estudian este período en la evolución de la humanidad que el sitio en la Sierra de Atapuerca fue designado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esto fue después del descubrimiento de un tesoro de más de 1.600 fósiles humanos en el sitio de la Sima de los Huesos a partir de 1992, y el descubrimiento de dos restos humanos antiguos que tenían más de 900.000 años y definieron un nueva especie, Homo antecessor, en 1993. En 1999, se creó una organización sin ánimo de lucro dedicada, la Fundación Atapuerca, para profundizar en la investigación y el conocimiento de los fósiles humanos en estas montañas.

Hasta ahora, el fósil humano más antiguo conocido en Europa era otra mandíbula descubierta en el mismo sitio en 2007 y datada en alrededor de 1,4 millones de años. La mandíbula actual fue desenterrada en el mismo sitio el 30 de junio, a una profundidad de unos dos metros por debajo de la mandíbula anterior. Por esta posición “es lógico y razonable pensar que es más antigua”, dice en rueda de prensa el paleoantropólogo José-Maria Bermúdez de Castro, codirector del proyecto de investigación Atapuerca.

Aunque esto nos da una estimación aproximada de la edad del fósil, el equipo todavía está trabajando para determinar mejor la edad del fósil utilizando varias técnicas científicas. Esto se llevará a cabo en el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana en Burgos, una ciudad a unos 10 kilómetros de Atapuerca y debería tardar entre seis y ocho meses en completarse.

Como ventaja, este análisis también debería ayudarnos a identificar a qué especie de homínido pertenecía la mandíbula, algo que los arqueólogos no han podido hacer hasta ahora. Esto nos daría una nueva pieza del rompecabezas de la evolución humana en el continente europeo.

El equipo sospecha que la mandíbula corresponde a Homo antecessor, pero no puede decirlo con certeza hasta que se complete el análisis. La Fundación Atapuerca también comparte esta creencia y escribe en un comunicado que es “muy probable” que el fragmento de mandíbula “pertenezca a una de las primeras poblaciones que colonizaron Europa”.

Fuente: ZME Science.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.