Una tormenta solar de un agujero en el Sol golpeará la Tierra este miércoles

Astronomía

Los vientos solares de alta velocidad de un “agujero” en la atmósfera del sol golpearán el campo magnético de la Tierra el miércoles 3 de agosto, lo que desencadenará una tormenta geomagnética menor G-1. Los meteorólogos del Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC) de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica hicieron la predicción después de observar que “material gaseoso fluye desde un agujero del sur en la atmósfera del sol”, según spaceweather.com.

Los agujeros coronales son áreas en la atmósfera superior del sol donde el gas (o plasma) electrificado de nuestra estrella es más frío y menos denso. Dichos agujeros también son donde las líneas del campo magnético del sol, en lugar de volver sobre sí mismas, se proyectan hacia el espacio. Esto permite que el material solar surja en un torrente que viaja a velocidades de hasta 2,9 millones de kilómetros por hora, según el Exploratorium, un museo de ciencias en San Francisco.

En planetas con fuertes campos magnéticos, como el nuestro, este aluvión de desechos solares es absorbido y desencadena tormentas geomagnéticas. Durante estas tormentas, el campo magnético de la Tierra se comprime ligeramente por las ondas de partículas altamente energéticas. Estas partículas se filtran por las líneas del campo magnético cerca de los polos y agitan las moléculas en la atmósfera, liberando energía en forma de luz para crear auroras de colores, similares a las que componen la aurora boreal.

La tormenta producida por estos escombros será débil. Como tormenta geomagnética G1, tiene el potencial de causar fluctuaciones menores en las redes eléctricas y afectar algunas funciones satelitales, incluidas las de los dispositivos móviles y los sistemas GPS. También traerá la aurora tan al sur como Michigan y Maine.

Las tormentas geomagnéticas más extremas pueden interrumpir el campo magnético de nuestro planeta con la suficiente fuerza como para enviar satélites a la Tierra, informó Live Science anteriormente, y los científicos advirtieron que las tormentas geomagnéticas extremas podrían incluso paralizar Internet. Los desechos que brotan del sol, o eyecciones de masa coronal (CME), generalmente tardan entre 15 y 18 horas en llegar a la Tierra, según el Centro de Predicción del Clima Espacial. Esta tormenta se produce cuando el sol entra en su fase más activa de su ciclo solar de aproximadamente 11 años.

Los astrónomos han sabido desde 1775 que la actividad solar aumenta y disminuye en ciclos, pero recientemente, el sol ha estado más activo de lo esperado, con casi el doble de las apariciones de manchas solares previstas por la NOAA. Los científicos anticipan que la actividad del sol aumentará constantemente durante los próximos años, alcanzando un máximo general en 2025 antes de disminuir nuevamente. Un artículo publicado el 20 de julio en la revista Astronomy and Astrophysics propuso un nuevo modelo para la actividad del sol contando por separado las manchas solares en cada hemisferio, un método que, según los investigadores del artículo, podría usarse para hacer pronósticos solares más precisos.

Los científicos creen que la tormenta solar más grande jamás presenciada durante la historia contemporánea fue el Evento Carrington de 1859, que liberó aproximadamente la misma energía que 10 mil millones de bombas atómicas de 1 megatón. Después de chocar contra la Tierra, la poderosa corriente de partículas solares frió los sistemas de telégrafo en todo el mundo y provocó que auroras más brillantes que la luz de la luna llena aparecieran tan al sur como en el Caribe. Si un evento similar ocurriera hoy, advierten los científicos, causaría billones de dólares en daños y provocaría apagones generalizados, al igual que la tormenta solar de 1989 que lanzó una columna de gas de mil millones de toneladas y provocó un apagón en toda la provincia canadiense de Quebec, informó la NASA.

Fuente: Live Science.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.